Publicidad Publicidad

Productos y soluciones para empresas de tecnología de alimentos

Nuevo Breconcherry OC200: el revolucionario cabezal de limpieza orbital con diseño modular

16 de junio, 2020 Higiene comentarios Bookmark and Share
< Volver

Gracias a su disruptivo diseño modular, el cabezal Breconcherry OC200 comercializado por Quilinox, permite optimizar el proceso de limpieza eligiendo entre usar 2, 3 o 4 boquillas. Así logramos una limpieza con gran eficiencia en depósitos de hasta 35 metros de distancia de impacto con un rango de presión de entre 4 y 10 bares.

El cabezal de limpieza Breconcherry OC200, está especialmente indicado para grandes recipientes usados en las industrias alimentarias, de bebida, de la salud, química, marina, bioetanol y vinícola.

Un diseño innovador como receta del éxito

Los procesos de limpieza efectivos, eficientes y repetibles son esenciales en las industrias que requieren el máximo de higiene hoy en día. El nuevo Breconcherry Orbital Cleaner OC200 puede configurarse individualmente y adaptarse fácilmente a distintas tareas de limpieza, garantizando la optimización del proceso de limpieza y protegiendo al mismo sus recursos.

El sistema modular permite intercambiar los componentes clave, como son los rotores, portaboquillas y sin tener que desmontar el conjunto principal de limpieza. Esta modularidad conlleva poder llegar a más distancia o realizar una limpieza más concentrada.

Influye también en el tiempo de permanencia y el tamaño de inserción, así como un consumo reducido de medios de limpieza, según los requisitos de la aplicación y las necesidades de los clientes.

Un cabezal de limpieza potente y flexible

El nuevo sistema de limpieza orbital de Breconcherry es el más grande y potente del mercado. Con tamaños de boquilla de hasta 15 mm, combina distancias de limpieza extendidas mediante las combinaciones de boquilla y guía de flujo, asegurando estándares de rendimiento de alto impacto.

Si los parámetros del proceso cambian, el limpiador puede adaptarse fácilmente a los nuevos requisitos gracias a la intercambiabilidad de los componentes clave. La optimización del rendimiento de limpieza ayuda a evitar la contaminación del producto y a aumentar su seguridad, protegiendo así el producto y la marca.

Gran reducción de costes gracias a su limpieza optimizada

El limpiador orbital Breconcherry OC200 ahorra tiempo y recursos valiosos (químicos, agua, costes de mano de obra) gracias a la capacidad del cabezal de adaptarse totalmente al proceso de limpieza.

Una vez que el limpiador ha sido instalado, el ingeniero de proceso es capaz de ajustar el proceso de para obtener la máxima eficiencia, optimizando el coste del cabezal y el costo por uso de limpieza.

A la vanguardia en servicio y calidad de construcción

El diseño innovador y su calidad permite un trabajo continuado, combinado con intervalos de uso extendido, permitiendo alcanzar producciones más grandes.

A la hora de realizar el mantenimiento, su reducido número de componentes internos, junto a la disponibilidad de kits de recambios a través de Quilinox, permite un rápido retorno de la inversión a pleno rendimiento.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus