Publicidad Publicidad

Noticias y actualidad sobre empresas de tecnología de alimentos

Tomra refuerza su estructura en China

5 de diciembre, 2018 Actualidad del sector comentarios Bookmark and Share
< Volver

La compañía, líder mundial en tecnología de clasificación basada en sensores, apuesta por el crecimiento a largo plazo en China y ha reforzado su estructura en este mercado de rápido crecimiento.

Desde que estableció su primera filial en China en 2010, Tomra no ha dejado de incrementar tanto su inversión como su actividad en este dinámico mercado. Actualmente, Tomra cuenta con tres empresas en China: Tomra Sorting Recycling para el sector de reciclaje; Tomra Food, para la clasificación de todo tipo de alimentos, así como Tomra Sorting Collection para la recogida de envases y vending inverso.

La actividad de Tomra en el país abarca desde el desarrollo comercial a la gestión de productos, pasando por el I+D, montaje, ventas, mantenimiento y validación de aplicaciones en los centros de pruebas con que cuenta en China. Tras ampliar el innovador centro de producción de calibrado de fruta y verdura frescas que tiene en Kunshan, Tomra ha reforzado aún más su equipo de ingeniería en China y ha ampliado su centro tecnológico de Xiamen.

Desarrollo sostenible, objetivo nacional de China

El increíblemente rápido desarrollo que China está experimentado durante los últimos 30 años ha impresionado al mundo entero. Sin embargo, esta rápida evolución también ha planteado una serie de problemas al bienestar de su población, tales como sobreexplotación de los recursos naturales, la contaminación medioambiental y los problemas de seguridad alimentaria.

La estrategia "Made in China 2025", planificada por los máximos dirigentes de China, es el resultado de un consenso nacional que considera que China debe pasarse al desarrollo sostenible. En los años venideros, se priorizará la innovación, la calidad de la producción, la protección medioambiental y los cambios estructurales de su economía. La perspectiva de Tomra de crear una economía circular y un futuro sostenible con la ayuda de tecnología punta se adapta, perfectamente, a la estrategia china.

Tomra, todo un motor de la innovación tecnológica de los sectores de reciclaje y procesamiento de alimentos, está descubriendo que su tecnología y su experiencia son cada vez más populares e importantes en el mercado chino. Para prepararse para las nuevas oportunidades que ofrece la transformación china, Tomra ha estado reforzando su base organizativa en este dinámico país.

En relación al giro de China hacia el desarrollo sostenible, y cómo Tomra puede aportar a este cambio, Jacob Rognhaug, director general de Tomra China, comenta: "El transformador progreso de China hace que resulten necesarias tecnologías más innovadoras, que puedan hacer frente a los retos de uso eficiente de recursos, protección medioambiental y suministro de alimentos de alta calidad. En Tomra, nos dedicamos a optimizar la productividad de los recursos con tecnología basada en sensores, y nuestras soluciones responden a muchos de los retos a los que se está enfrentando China. Éste es motivo por el que estemos aumentando nuestra inversión financiera en China e que invirtiendo tiempo y recursos en conocer, cada vez mejor, este mercado. Estoy seguro de que nuestra tecnología puede contribuir, de forma significativa, al objetivo de lograr un desarrollo sostenible en China".

Decididos a crecer junto a China

En 2015, Tomra creó una estrategia integral para China, que incluía la creación de un equipo local de I+D, una red de servicios local así como la intensificación de la producción local.

En 2017, Tomra amplió su centro de producción de Kunshan con 11.000 metros cuadrados más. Esta medida le permitió reforzar su cadena de suministro y ofrecer un mejor soporte al mercado chino. Gracias a ello se ha mejorado la integración de los recursos locales en sus operaciones globales.

Además, al ampliar el centro tecnológico de Xiamen, Tomra ha mejorado su capacidad para apoyar el desarrollo de productos y aplicaciones. Actualmente, este centro tecnológico cuenta con 5.000 metros cuadrados, en los que trabajan sus 150 empleados, cifra que triplica la plantilla de que disponía en 2015.

Rognhaug concluye: "Desde que en 2010 creamos la filial en Xiamen, Tomra ha realizado grandes progresos en China. Auguro un brillante futuro en el que Tomra crece junto a China. Nuestra marca es cada vez más conocida en este mercado y nuestras ventajas técnicas son muy bien acogidas y consideradas como una valiosa aportación en favor del desarrollo sostenible. El equipo de Tomra está dispuesto a trabajar para desarrollar soluciones que cubran las necesidades del mercado chino y ayuden a transformar la economía del país. Nuestro espíritu innovador y nuestro compromiso con China nos hacen mirar a un futuro igualmente beneficioso para ambos”.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus