Empresas Premium

1 de junio, 2016 Actualidad del sector comentarios
< Volver

Tomra Sorting Food lanzó en IFFA 2016, su revolucionaria tecnología para la detección de cuerpos extraños en la carne, capaz de identificar un rango de contaminantes mayor que cualquier otro sistema existente hasta ahora, como metales, madera, papel y plástico.

La última edición de la Feria internacional de la industria cárnica, IFFA 2016, celebrada el pasado mes de mayo en Frankfurt, Alemania, batió record de expositores y de visitantes procedentes de todas partes del mundo. Dentro de la UE el mayor número de visitantes que acudieron a IFFA, además de los alemanes, fueron las empresas cárnicas españolas, de Polonia y Reino Unido.

Para las empresas como Tomra, con una importante oferta tecnológica, IFFA es una oportunidad única para contactar con los principales actores de la industria de los productos cárnicos y dar a conocer las innovaciones tecnológicas que permiten mejorar la calidad y la productividad. Por ello, Tomra aprovechó el marco de la feria para lanzar su último desarrollo: la tecnología para la detección de cuerpos extraños en la carne más avanzada y completa del mercado.

Judit Jansana, directora para España y Portugal de Tomra Sorting, presente en la feria, expresó su satisfacción con los resultados: “Tomra ha recibido numerosas visitas y nuestra tecnología ha suscitado un gran interés, lo que demuestra que los industriales buscan soluciones innovadoras, tanto para el análisis químico como para la detección de errores y fallos. Destaca la gran cantidad de españoles que acudieron a nuestro stand, evidencia de la importancia del sector español de los elaborados cárnicos en el panorama internacional, muy por encima de otros países”.

El perfil del visitante de IFFA es muy amplio, y abarca desde productores a directores generales, con capacidad de decisión y de firma de acuerdos, pasando por centros de I +D +i de grupos importantes. La tecnología para la detección de cuerpos extraños ha sido sin duda el producto estrella en el stand de Tomra, donde, según la propia Jansana: “se han hecho numerosos nuevos contactos y se han cerrado ventas y proyectos importantes. En el sector español ha tenido una gran acogida el lanzamiento del detector de cuerpos extraños, sobretodo del plástico film o de guantes, una preocupación para el sector, hasta hoy resuelta a base de mano de obra y que ahora ya tiene una solución automatizada” afirmó.

Seguridad del consumidor y calidad de producto, valores en alza
Es en las ferias internacionales de la relevancia de IFFA, donde se detectan las tendencias del mercado. En este caso, hacia una apuesta clara por el aumento del consumo de carne a nivel mundial, cumpliendo además con los estándares más altos de calidad.

En este sentido, Judit Jansana afirmó: “Obviamente la seguridad del consumidor es el foco de atención de los productores. Este sector está creciendo, lo mismo que la población, a la que hay que alimentar adecuadamente ofreciendo productos seguros y de calidad a los consumidores. En Tomra trabajamos también en esa dirección: nuestra tecnología permite a los procesadores cárnicos reducir considerablemente el riesgo de contaminación y el perjuicio a los consumidores".

Así, con el fin de incrementar la seguridad del cliente y reducir los fallos y reclamaciones, el sistema recién lanzado está dotado de la innovadora y premiada tecnología Biometric Signature Identification (BSI) de Tomra Sorting, que permite detectar cuerpos extraños al identificar las diferencias químicas y moleculares en los productos cárnicos, ya sean frescos o congelados.

Las tecnologías anteriores solo podían identificar partes específicas del espectro de cuerpos extraños, como metales y trozos de hueso y metal. Sin embargo, los materiales extraños más frecuentes en la industria de la carne son los plásticos, rojos y blancos, los colores más difíciles de detectar en la carne para el ojo humano. Ahora, la tecnología de Tomra puede detectar y separar todos estos materiales independiente de su color.

Reforzar la seguridad del cliente y del consumidor es prioritario para cualquier procesador, pero elevar la productividad y la rentabilidad también lo es. Y es que la contaminación por cuerpos extraños no solo produce reclamaciones, sino que exige la repetición de muchos trabajos, generando pérdidas y desperdicios.

“Nuestra tecnología detecta estos contaminantes por sus características químicas y los separa de la carne del mismo color de manera fiable. El sistema se instala después de la primera etapa del procesado para detectar los cuerpos extraños lo antes posible y evitar la contaminación del producto en fases posteriores de la cadena. Cuando se detectan cuerpos extraños, la cinta transportadora se detiene automáticamente, la interfaz gráfica del usuario indica qué contaminante se ha identificado y qué parte del producto debe ser retirada”, concluyó Jansana.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.