Publicidad Publicidad

Noticias y actualidad sobre empresas de tecnología de alimentos

Clientes del sector de los frutos secos adquieren varios clasificadores Nimbus BSI+ tras la Demo Week de Tomra Food

30 de abril, 2018 Actualidad del sector comentarios Bookmark and Share
< Volver

En estas jornadas los clientes de este sector pudieron comprobar in situ las ventajas del innovador Nimbus BSI+, clasificador de frutos secos que incorpora mejoras respecto a su antecesor. 

El pasado mes de marzo Tomra llevó a cabo la demostración del Nimbus BSI+ en la fábrica de Denia de Borrell, agente de la marca que centra su actividad en el diseño, fabricación y montaje de máquinas e instalaciones completas para el procesado de frutos secos.

Organizada principalmente para profesionales del sector de los frutos secos, acudieron más de 10 clientes de los cuales varios de ellos han adquirido máquinas para la próxima campaña de almendras. Las pruebas consistieron en el proceso que se sigue habitualmente para la clasificación del producto: se ponen los frutos secos en una cinta especial que los sube hasta el clasificador, pasan y, después de ser aceptados o rechazados, salen por otras cintas para proceder a su análisis.

“Los clientes agradecen mucho poder llevar su propio producto, hacer un programa específico para éste, pasarlo, jugar con la máquina introduciendo más o menos contaminantes. Comprobamos satisfechos que conseguimos grandes resultados con los niveles de contaminantes que los asistentes quieran testear”, explica Alejandro Palacios, Director de ventas de Tomra Sorting Food para España y Portugal.

Nimbus BSI+, tecnología precisa
El Nimbus BSI+ responde a la necesidad de los clientes de detectar contaminantes gracias al módulo BSI +, que identifica los defectos visibles e invisibles para el ojo humano utilizando un espectro cercano al infrarrojo. Este clasificador es capaz de detectar no solo cáscaras, cascajos y pieles, sino que también logra identificar un amplio rango de elementos extraños como plásticos, metales, cartones, maderas, o piedras, entre otros.

“Con esta tecnología ahora somos capaces no solo de ver defectos por estructura con el espectro infrarrojo, sino también defectos de color. Su campo de visión es amplísimo y logra detectar prácticamente todos los contaminantes que aparecen en los frutos secos”, asegura Alejandro Palacios.

El Nimbus BSI+ incluye un software más fácil de usar, tecnología mejorada de identificación de huella biométrica (Biometric Signature Identification, BSI+), un eyector más preciso y salidas de aceptación y rechazo más higiénicas. Al mismo tiempo, mejora aún más la experiencia del usuario para configurar la huella biométrica de un producto, haciendo que la tecnología BSI sea más fácil de usar para los operadores y requiera menos capacitación e inversión de recursos.

El diseño del chasis también se ha mejorado, lo que significa que los clientes pueden garantizar una mejor higiene y limpieza. Esto puede proporcionar tranquilidad a los clientes durante las auditorías y mantener el tiempo de actividad de la máquina el máximo posible.

Debido a estas mejoras, el nivel de falso rechazo de la Nimbus BSI+ es extremadamente bajo, ya que el tamaño del eyector se ha reducido en un 25 por ciento, lo que hace que el proceso de rechazo sea más preciso, reduciendo los falsos rechazos y dando como resultado un mayor rendimiento.

Las demostraciones se hicieron con diferentes tipos de frutos secos, confirmando la gran versatilidad del equipo como otra gran ventaja. Gracias a la interfaz intuitiva, actualizada y fácil de usar, tiene más opciones de entrada y flexibilidad, lo que permite asignar criterios de manera rápida y fácil para cumplir con sus propios requisitos. Es decir, el cliente podrá hacer sus propios programas si incorpora variedades nuevas.

Clientes satisfechos
“Tras la Demo Week, los clientes salieron muy contentos en general y nos felicitaron por el trabajo que estamos haciendo. Su percepción es que la Nimbus BSI+ es la que ofrece la mejor tecnología, el mejor rendimiento y la mayor capacidad de detección del mercado. Muchos de ellos han hecho pruebas con otros competidores y, de momento, no son capaces de llegar al nivel que tiene este equipo”, afirma Alejandro Palacios.

Por su parte, Josep María Bigorra, asistente a la demostración y Director de Producción del Grupo Crisolar, perteneciente a esta industria, manifiesta: “Tomra siempre nos sorprende con mejoras continuas en sus equipos, que nos ayudan a ofrecer un nivel de calidad cada vez más elevado. Ya conocíamos el Nimbus BSI+ y sabíamos que ofrece un mínimo porcentaje de falso rechazo y una eficiencia muy elevada. Con Tomra mantenemos relación desde hace años, tenemos 6 equipos suyos y estamos muy satisfechos a todos los niveles, desde la parcela comercial al servicio post-venta. Destacan por su nivel de profesionalidad”.

De esta manera, Tomra Food organiza demostraciones adaptándose a las necesidades del sector para ofrecer un servicio global que dé respuesta a la demanda existente. Convoca a los clientes según sus proyectos y necesidades, normalmente dos veces al año en las instalaciones de Borrell, que es donde tienen la máquina.

“Es importante hacer las demostraciones en esta época porque la temporada para esta industria empieza en agosto y tenemos que contar con nuestro plazo de entrega. Estamos muy satisfechos porque las jornadas han sido realmente interesantes”, concluye Alejandro Palacios.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus