Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de tecnología de alimentos

La higiene industrial en 2016 y 2017

27 de enero, 2017 Punto de vista comentarios Bookmark and Share
< Volver

Por Antonio Morán, Responsable de I+D de Cleanity.

Se aproxima el final de 2016, y es un buen momento para reflexionar y mirar más allá, intentando descubrir cuáles serán las tendencias de la industria en 2017. Estamos en una sociedad en constante cambio que fomenta la aparición de nuevas tendencias. Examinemos cuáles esperamos que irrumpan o se consoliden en el panorama actual.

El año 2016 ha venido marcado por una mayor concienciación en la sostenibilidad de los procesos de limpieza, los avances de la biotecnología y la exigencia de un mayor diseño higiénico de instalaciones y maquinaria para mejorar tiempos y eficacia en la limpieza industrial, sobre todo en la limpieza de industria agroalimentaria, cosméticas y farmacéuticas.

Cleanity en 2016 ha propuesto el "Decálogo sobre la mejora de la limpieza industrial". En él, en consonancia con los planteamientos anteriores, se han propuesto diez consejos prácticos con el fin de mejorar los procesos y garantizar la máxima limpieza, seguridad y salud.

Limpieza sostenible
Uno de los grandes eventos en el calendario global de este 2016 ha sido la Cumbre del Clima que tuvo lugar en Paris. Las decisiones allí tomadas tendrán un cierto impacto en la industria de la limpieza, por ejemplo, en todo lo relacionado con el correcto uso del agua y su minimización allí donde sea posible. En este aspecto será muy importante el uso de concentrados y productos más inteligentes que permitan reducir los niveles de agua y productos químicos utilizados en la limpieza e higienización de las industrias. Por ejemplo, el uso de formatos concentrados y monodosis que se está potenciando desde Cleanity, permite asegurar una correcta dosificación de los productos, al tiempo que contribuye a la protección del medio ambiente, eliminando el transporte de agua de un lugar a otro, con el consiguiente ahorro en CO2 emitido. Esto enlaza directamente con el auge de los productos "verdes", que buscan minimizar el impacto de los productos de limpieza en el medio ambiente. La legislación europea se asegura de que los productos cubran unos estándares de cuidado medioambiental, aunque no cubre la sostenibilidad, y esto permite a las firmas posicionarse en ese aspecto, utilizando productos de origen renovable que sustituyan ingredientes provenientes de los petroquímicos.

Diseño higiénico
Las operaciones de limpieza y desinfección de equipos e instalaciones en la industria de alimentación son necesarias para mantener un adecuado nivel de higiene y seguridad alimentaria de los alimentos procesados, pero tienen un elevado impacto ambiental (consumo de agua, energía y productos de limpieza, aguas residuales, emisiones de CO2). La industria cada vez toma más conciencia de que un buen diseño ayuda a la correcta aplicación de protocolos de limpieza y desinfección. Un mejor diseño higiénico incrementa la capacidad de limpieza, disminuyendo linealmente las posibles infecciones por patógenos o contaminaciones físicas o químicas (alérgenos). Es importante en este sentido tener en cuenta no solo el diseño en sí mismo (eliminación de ángulos agudos, zonas muertas, esquinas…) si no también tener especial cuidado en los materiales empleados, así como pasivados, pulimentos, aceros especiales, etc.

La aparición de nuevos materiales en la industria, así como de nuevos tratamientos, supone un reto para las empresas fabricantes de productos de limpieza, ya que deben dar lugar a productos respetuosos con estos nuevos materiales (no dar lugar a oxidaciones, modificación de los tratamientos superficiales, modificación de las rugosidades, descomposición o alterabilidad de nuevos materiales, etc). Los fabricantes de productos de limpieza industrial deberán, asimismo, involucrarse no solamente en el desarrollo de nuevos productos, sino en acompañar a la industria en elaborar los planes de auditoria, limpieza y desinfección, etc., que den lugar a instalaciones limpias y que garanticen las condiciones higiénicas requeridas. En este sentido, 2016 sigue la línea de una mayor concienciación por parte de las industrias, de la necesidad de una mayor sostenibilidad en los procesos de limpieza a través de las mejoras en el diseño, obteniendo un ahorro medio de un 38% en el consumo de agua (Fuente: AINIA)

Protocolos de limpieza
Las industrias cada vez requieren tiempos de limpieza y desinfección más cortos, que les permitan maximizar su productividad, reduciendo los tiempos muertos o improductivos. La tendencia, por tanto, es a desarrollar desinfectantes de acción rápida, fáciles de aplicar, que sean capaces de acabar con una gran variedad de virus y bacterias, y que reduzcan el riesgo de contaminación cruzada. Las empresas que desarrollan productos de limpieza industrial han de fijarse en tres criterios centrales: Los productos deben ser eficaces contra un amplio espectro de virus, bacterias patogénicos y hongos. Estos productos deben ser seguros para el operario y el medioambiente, y por ultimo han de ser compatibles con las nuevas superficies y tratamientos utilizados en las instalaciones industriales. A ser posible, el desarrollo debe centrarse en productos capaces de limpiar y desinfectar en un único pase, y poder ser aplicados tanto en superficies abiertas como en circuitos CIP. Adicionalmente, se espera que las empresas fabricantes tengan una mayor implicación a la hora de definir protocolos de limpieza y desinfección, que ayuden a las industrias a asegurar la correcta limpieza de sus instalaciones.

No debemos olvidar tampoco que ciertas propiedades de los productos de limpieza que han sido importantes durante los últimos años, continuarán siéndolo durante 2017. Por ejemplo, las industrias van a continuar requiriendo productos con un buen performance, que tengan una buena relación coste/efectividad y que puedan ser usados para diferentes aplicaciones, minimizando el número de referencias que han de ser almacenadas y gestionadas. Pero también que produzcan el menor impacto ambiental por los residuos generados

Perspectivas para 2017
En este año que vamos a comenzar, se prevé un aumento de soluciones biotecnológicas, productos enzimáticos con enzimas muy específicos y más resistentes, productos microencapsulados y de liberación controlada, uso de la tecnología 4.0 para el control y monitorización de las limpiezas.

Desde Cleanity vamos a seguir potenciando el uso de productos concentrados, con dosificaciones controladas, en todo tipo de limpiezas. Entre los proyectos que hemos estado desarrollando desde Cleanity desde 2016 y que tendrán continuidad en los próximos años ponemos en marcha soluciones en las que se introducen tensoactivos de producción sostenible, tan eficaces como los derivados del petróleo, materias primas, como las provenientes del aceite de palma, que certifiquen que son obtenidas respetando los derechos de las poblaciones indígenas, sustituyendo las materias primas tradicionales.

Productos multifuncionales, que eviten la acumulación de referencias que no aportan valor y minimicen los stocks de producto químico. Se trabaja también en el cuidado de los materiales donde se aplican las soluciones, alargando al máximo la vida de los mismos, y de las instalaciones. Se presenta un año repleto de retos y de soluciones para los mismos y desde Cleanity confiamos en estar a la altura, liderando la transformación de la higiene industrial.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus