Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de tecnología de alimentos

La inspección de pechugas de pollo permite triplicar el muestreo y mejora la calidad

5 de mayo, 2021 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Un artículo de Pedro A. Navarro y Pedro J. Nogal, Anisol Equipos SL & Sightline Inc.

Antecedentes

Uno de los principales productores avícolas de Estados Unidos implantó recientemente la tecnología de Sightline para la inspección de parámetros de calidad en sus productos. Como son distribuidos a través de minoristas especializados y son utilizados por restaurantes de todo el país, esta compañía se esfuerza por entregar productos de la más alta calidad, incorporando aquellas tecnologías más avanzadas.

Entre los productos más populares producidos por esta compañía se encuentran las pechugas de pollo deshuesadas sin piel, que se procesan en lotes mayores de 18 Tm. Como parte de sus procedimientos establecidos de calidad, aproximadamente el 0,5% de cada lote, o unos 90 kg, se muestrea para validar el tamaño y otras características observables mediante medición manual con calibre e inspección visual. Los resultados se registran a mano y se ponen a disposición de los mandos intermedios para ingresarlos manualmente en los sistemas de garantía de calidad existentes en la compañía.

Desafíos

Una vez que los lotes de pechugas de pollo son inspeccionados y calificados, pasan al área de producción para ser cortados en filetes, tiras y trozos, basándose en los datos de medición obtenidos previamente por el equipo de control de calidad. Por lo que realizar mediciones fiables es primordial para optimizar los procesos posteriores y lograr productos finales de alta calidad, que cumplan con las especificaciones establecidas por sus propios clientes y por organismos reguladores, con el menor desperdicio posible.

En este sentido, la compañía reconoció que el proceso existente de inspección manual es propenso a criterios subjetivos de observación y a la variabilidad de las mediciones por parte de los inspectores que las realizan. Por ejemplo, debido a que los productos avícolas son blandos y maleables, los inspectores de calidad pueden aplicar más o menos presión a la pinza del calibre, generando mediciones diferentes de una misma pieza.

Objetivos

Para aumentar el alcance y la eficiencia de este proceso de inspección manual, los equipos de operaciones y de garantía de calidad de la compañía establecieron los siguientes objetivos:

  • Realizar muestreos con más cantidad de producto en el mismo período de tiempo.
  • Mejorar la fiabilidad y la precisión de las inspecciones de calidad.
  • Ampliar la cantidad de datos de medición y las características capturadas durante el proceso de inspección.
  • Automatizar la captura de los datos de inspección en formato digital para que se puedan compartir con los sistemas de gestión existentes.

Para lograr estos objetivos, se probó con la tecnología de Sightline para evaluar las soluciones disponibles.

Solución

La solución propuesta para alcanzar los objetivos del cliente fue el sistema de inspección de alimentos por visión artificial de Sightline. El equipo elegido es compacto y transportable, ideal para su uso en un laboratorio de calidad. Es completamente lavable e incorpora la tecnología de visión artificial 3D, además de medir otras magnitudes como el color, manchas, formas, simetrías, dimensiones, volúmenes, diámetros, alturas, deformaciones, entre otras.

Durante una jornada en las instalaciones del cliente, se calibró, se configuró el equipo y se capacitó al personal para operar el sistema.

Con el sistema descrito, los datos recopilados se muestran a tiempo real a los inspectores de calidad y de operaciones, y se almacenan en una base de datos tipo SQL para facilitar su extracción y análisis en cualquier momento.

El software incorporado por el equipo proporciona informes completos y métricas adaptadas a las operaciones específicas del cliente, y se integran fácilmente con el software de control existente del cliente, lo que permite transferir los datos automáticamente al propio sistema de gestión de la compañía.

Resultados

Tras la instalación de la tecnología Sightline, el personal de operaciones y calidad adoptó rápidamente el nuevo sistema y en el primer trimestre ya estaban inspeccionando 1.700 pechugas de pollo al mes, con un aumento promedio del 380% comparado con los procedimientos habituales antes de implementar esta solución.

El sistema descrito aporta mayor precisión y fiabilidad a las mediciones, que junto con la mayor cantidad de parámetros que les permite capturar, ha permitido mejorar la calidad de los productos, reducir significativamente la merma y optimizar la productividad de las actividades de procesamiento posteriores.

La administración de la compañía ahora puede ver los resultados de la inspección a tiempo real a través de un software de estructura abierta, así como en el software existente de la empresa, lo que permite tomar decisiones basadas en datos.

Como resultado del proyecto, se alcanzaron los cuatro objetivos de mejora establecidos para la inspección de calidad y el cliente ha incorporado más sistemas como este en otros de sus centros de producción. En una siguiente fase, la compañía está explorando la oportunidad de aprovechar esta tecnología para incorporarlo no en laboratorio, si no en la propia línea de producción junto con un sistema de clasificación que permita rechazar aquellos productos no-conformes o recircularlos alternativamente a líneas de reprocesado para su aprovechamiento, además de implementarlo para la inspección final del producto terminado previo al envasado.

Desde Anisol y con la tecnología de Sightline, podemos ayudar a industrias, como la aquí descrita, a optimizar sus procesos de producción y elaborar una estrategia de inspección totalmente automatizada según sus requisitos específicos.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus