Empresas Premium

9 de diciembre, 2019 Actualidad del sector comentarios
< Volver

El acto se celebró en el Salón de Coronas del Palau Ducal de Gandia y contó con una amplia participación de trabajadores, colaboradores y concejales de los ayuntamientos de Gandia, Bellreguard y Ador además de miembros de diferentes asociaciones y organizaciones.

Betelgeux-Christeyns presentó el pasado miércoles el informe anual de Responsabilidad Social Empresarial correspondiente al año 2018.

El evento empezó con la proyección de un video protagonizado por Goti, un simpático personaje que explicó las acciones desarrolladas por la empresa para minimizar su huella ecológica y contribuir así a la sostenibilidad. Tras la proyección, tomó la palabra Ferran Martínez, Concejal delegado del Área de Políticas Económicas, Comercio, Industria e Innovación del Ayuntamiento de Gandia. El edil reafirmó la obligatoriedad que tienen las administraciones públicas de trabajar por la cohesión social y planificar políticas potenciadoras de la sostenibilidad y recalcó la responsabilidad moral que tienen las empresas de ser socialmente sostenibles.

El director de la Cátedra Betelgeux-Christeyns de la UCV, Juan Sapena, destacó en su intervención como la responsabilidad social nace de la búsqueda de la verdad “frente a la miopía temporal” y resaltó la estrecha relación que debe existir entre la universidad y las empresas ya que, aseguró, “sin esta colaboración nos perdemos parte del futuro”.

Fernando Lorenzo, director de Innovación y Calidad de Betelgeux-Christeyns, fue el encargado de presentar el IRSE 2018. Un informe elaborado siguiendo el estándar internacional e Global Reporting Initative (GRI G4) donde se da a conocer los hitos de 2018 alcanzados por la empresa y con el que se reafirma su apuesta por la mejora social, económica y medioambiental.

Entre estos logos que recoge el informe, el director de Innovación y Calidad destacó, entre otros, las medidas que se toman desde la empresa para minimizar el impacto ambiental de sus actividades como el plan de reciclaje de residuos en todas las áreas de trabajo, el sistema de recuperación de aguas que permite reciclar el 10% de estas, el fomento de la digitalización de archivos, la política de vertidos cero y el uso de energías alternativas. En este sentido, en 2019 se han instalado unas placas fotovoltaicas con capacidad para cubrir hasta el 80% de la demanda de la empresa y evitar la emisión de hasta 20 toneladas de CO2 anuales a la atmósfera.

Además, la empresa ha financiado la creación de un parque arbolado en la zona donde está ubicada en la empresa en Ador, con una extensión de 7.510 metros cuadrados que tiene como objetivo revitalizar la zona y crear un espacio de disfrute para los vecinos del municipio.

Lorenzo recordó además que la compañía, como miembro del Pacto Mundial de la ONU, “es consciente de su responsabilidad en la contribución al bienestar de la sociedad” y su política de RSE sigue la línea marcada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Enrique Orihuel, Consejero Delegado de Betelgeux-Christeyns, cerró el acto con una intervención en la que afirmó que las empresas deben ser responsables para evitar que sus acciones y omisiones alguien o algo pueda resultar dañado. “Nuestra misión, aseguró Orihuel, es contribuir con nuestro trabajo a la salud de las empresas, a la higiene de las industrias alimentarias para que no vuelva a ocurrir otro brote de Listeria”.  El Consejero Delegado resaltó la importancia de las personas que trabajan y colaboran en la empresa para lograr que Betelgeux-Christeyns sea cada día, una empresa socialmente más responsable. “La responsabilidad social de la empresa no ha de ser algo etéreo, aseguró, es la suma de las responsabilidades individuales, este es el cimiento de la responsabilidad social empresarial”.

Manual de Higiene y Seguridad

En el transcurso de este acto también se presentó la segunda edición del Manual de Higiene y Seguridad que ha editado la empresa. Una publicación se recoge de una forma gráfica y didáctica la política preventiva de la empresa y los protocolos de actuación en caso de emergencias.

Nuria Sabater, responsable de Prevención y Riesgos Laborales, fue la encargada de presentar la guía. Sabater resaltó que la política preventiva de Betelgeux-Christeyns también está íntimamente relacionada con los objetivos de RSE, generando impactos positivos en el entorno en el que operamos y vínculos que mejoren en la vida de las personas. En este sentido, la empresa dispone de un desfibrilador externo semiautomático que convierte a la empresa en un espacio “cardioprotegido”, un aparato en caso de urgencia, puede ser también utilizado por los servicios de emergencia del municipio.

Puedes ver el Informe de Responsabilidad Social Empresarial aquí.

Puedes ver el vídeo presentación del Informe Responsabilidad Social Empresarial aquí debajo.


Para poder ver este Vídeo ha de habilitar las Cookies de Marketing, puede hacerlo desde la Configuración en la página de Politíca de Cookies

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.