Publicidad Publicidad

Revistas sobre tecnología alimentaria

< Volver
Año
2019
Número
25
Bookmark and Share

Disponible para

Sí a la digitalización industrial

La industria de alimentación y bebidas, una de las más importantes de España, y que representa casi el 20% del PIB nacional, está en una encrucijada en la que necesita seguir innovando para no perder esa posición privilegiada tanto en el mercado interno como en el externo. Hablamos, cómo no, de la necesidad de implantar las nuevas tecnologías que han emergido en los últimos años y que ya han sido adoptadas con éxito en otras industrias más punteras, como la aeroespacial y la automoción. La mayor dificultad que tiene el sector alimentario es que está compuesto en su mayor parte por pymes que tienen pocas posibilidades de invertir en innovación. Esto también sucede en el conjunto de la economía española: hay pocas multinacionales y grupos grandes y hay muchas empresas pequeñas y familiares. Habrá quien diga que eso es un problema, pero también lo puede ser la concentración del sector en pocas empresas de gran tamaño. Es mejor la diversidad y la pluralidad, lo que redunda en una mejor oferta de servicios y productos a los consumidores. De lo que queremos hablar no es de la concentración de la producción y la fabricación, si
no de que hay que posibilitar el cambio en las pymes, ya que no solo los grandes deben tener acceso a las nuevas tecnologías englobadas en la llamada Cuarta Revolución Industrial. Este proceso de acercar la Industria 4.0 a todas las empresas, sea cuál sea su tamaño, es clave para que el sector aumente su competitividad y siga siendo uno de los puntales de la economía española. Para conseguir este objetivo, todos los actores públicos y privados -desde instituciones hasta asociaciones y patronales, pasando por universidades y centros tecnológicos- tienen que apostar con fuerza por este desarrollo. El reto es doble: no solo hay que hacer ver a las pymes que la digitalización industrial es necesaria, si no que también hay que ser capaces de crear soluciones tecnológicas adecuadas a estas empresas, sobre todo en lo que atañe a la inversión financiera. Las posibles reticencias que las empresas de menor tamaño puedan tener para implantar nuevas tecnologías en sus plantas de producción están más reñidas, en muchos casos, con la falta de poder
adquisitivo que con la idea de que “es mejor trabajar como siempre”. En este número tenemos varios ejemplos de empresas que han adoptado nuevas tecnologías que han supuesto un importante aumento de la productividad. No dejemos que sean casos aislados y apostemos porque el conjunto del sector alimentario español pueda beneficiarse de la digitalización industrial.

Sumario

5.EDITORIAL

6.EN PORTADA
Proyecto de investigación de bioenvases inteligentes

8.ACTUALIDAD

12.NOVEDADES

18.PUNTO DE VISTA
José María Ferrer, Jefe del Departamento de Derecho Alimentario de AINIA

20.ARTÍCULO
Acercando la tecnología de alta presión en combinación con temperatura a la industria alimentaria

24.ARTÍCULO
Las tecnologías y las tendencias dan forma a los supermercados del futuro

28.EFICIENCIA
Ahorro energético y reducción de emisión de CO2 gracias a la centralización del suministro de vacío

32.AUTOMATIZACIÓN
Eficiencia y precisión en la gestión de una granja avícola

36.ROBÓTICA
Los robots móviles MiR500 consiguen mayor agilidad en la fábrica de Kverneland

40.BIG DATA
Los datos al servicio de una gran cervecera

42.PUNTO DE VISTA
Raquel Requena Peris, Food Contact and Packaging en Aimplas

46.HIGIENE
Buenas prácticas en la limpieza y desinfección de la Industria Cárnica

48.EMPRESAS AL DÍA

54.FERIAS
• Free From Food Expo 2019
• Enomaq 2019
• Exposólidos 2019
• Feria Encaja 2019
• Nutraceuticals 2019

64.AGENDA

72.ÍNDICE DE ANUNCIANTES

Publicidad

Publicidad