Empresas Premium

21 de septiembre, 2022 Actualidad del sector comentarios
< Volver

Las empresas que comercializan alimentos envasados deben incluir las etiquetas de alguna forma. Uno de los métodos más comunes es el etiquetado IML.

La etiqueta de los alimentos aporta mucha información útil sobre los productos que tú y tu familia vais a ingerir. Gracias al etiquetado puedes conocer datos como de dónde viene el alimento, con qué ingredientes ha sido elaborado o qué ingredientes lleva, cómo se ha conservado hasta llegar al lugar en el que has cogido el alimento, así como la información nutricional del producto, es decir qué cantidad de proteínas, hidratos de carbono, fibra, sal, etc. contienen 100 gramos de ese producto –la información nutricional suele darse cada cien gramos, aunque hay otras formas de expresarla–.

Según la información que contengan las etiquetas de los alimentos vas a poder tomar decisiones relevantes para tu alimentación y tu salud. Esa puede ser la clave sobre qué salsa comprar, qué leche es más nutritiva, qué huevos son de origen ecológico y un largo etcétera de factores que te van a ayudar a saber qué producto prefieres comprar más allá del precio.

Según la normativa, la información que aparece en el etiquetado de los alimentos envasados debe ser clara, precisa y fácil de comprender, así como no debe inducir a ningún error.

Qué son las etiquetas IML

Queda claro, por tanto, que todos los alimentos envasados deben llevar una etiqueta que aporte información trascendental para el conocimiento de los consumidores.

Las empresas que comercializan alimentos envasados deben incluir las etiquetas de alguna forma. Uno de los métodos más comunes es el etiquetado IML. Las siglas IML responden al nombre inglés in mold labelling, que en español significa etiquetado en molde. Según este sistema, las etiquetas quedan impresas e integradas en el molde, el envase del producto, de forma que no se pueden despegar.

Ventajas del etiquetado IML

Las etiquetas IML ofrecen una serie de ventajas con las que no cuentan otros tipos de etiquetados.

  • Versatilidad: se pueden colocar en diversos tipos de plásticos y se adaptan sin problema a cualquier forma que tenga el envase.
  • Durabilidad: el desgaste de este tipo de etiquetas es muy lento, por lo que permanecen inalterables por mucho tiempo.
  • Reciclables: estas etiquetas están integradas en el envase, forman parte de él y están hechas del mismo material que el envase, por lo que no suponen ninguna traba a la hora de reciclar los envases.
  • Medidas de sanitarias de seguridad: las tintas que se utilizan están encapsuladas, de modo que nunca entran en contacto con los alimentos ni les transfieren productos químicos ni tóxicos.
  • Integración visual: la etiqueta queda integrada en el envase. Se percibe como un todo y la calidad visual del conjunto es muy superior.

Otros sectores ideales para el etiquetado IML

El sector de la alimentación no es el único en el que se emplea el etiquetado IML. Este tipo de etiquetas también son de gran utilidad en otros sectores económicos como los siguientes:

  • Construcción
  • Pinturas
  • Químicos
  • Automoción
  • Juguetería
  • Dispositivos electrónicos
  • Y un largo etcétera de sectores más.

Está claro que la calidad de este tipo de etiquetas y la cantidad de soluciones que proponen hacen que sea un etiquetado muy solicitado por un alto número de empresas muy diversas. En portales como Plasticman.es y otros similares puedes obtener más información al respecto y contactar para comenzar a utilizar este etiquetado IML.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.