Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de tecnología de alimentos

REFIT: la Comisión quiere desarrollar una política de limpieza y clarificación de la legislación

30 de junio, 2014 Punto de vista comentarios Bookmark and Share
< Volver

Artículo escrito por José María Ferrer, Jefe de Legislación Alimentaria de ainia centro tecnológico.

Si hablamos del “programa de adecuación y eficacia de la reglamentación” (REFIT) es probable que en nuestro sector no exista un conocimiento sobre la importancia de la misma y como puede condicionar el devenir de la legislación alimentaria de la UE en los próximos años. A finales de 2012, la Comisión lanzó el programa de adecuación y eficacia de la reglamentación (REFIT) http://ec.europa.eu/smart-regulation/refit/index_en.htm para garantizar un ordenamiento jurídico lo más simple, claro, estable y predecible para los distintos sectores de actividad industrial y la sociedad en su conjunto. Con este escenario de fondo la Comisión quiere desarrollar una política de limpieza y clarificación de la legislación.

En relación con esta iniciativa la Comisión ha planteado algunas iniciativas directamente vinculadas al sector alimentario, en especial buscando facilitar la implementación de las nuevas regulaciones en áreas que tiene especial incidencia en las Pymes como es el caso de los alimentos.

La Comisión, al valorar iniciativas vinculadas con REFIT, no olvida ejemplos de iniciativas exitosas, tales como “Better Training for Safer Food” en las áreas de seguridad alimentaria y sanidad y bienestar animal. Otro ejemplo que se espera esté en marcha para 2015 es el de asistencia y apoyo para las Pymes en lo relativo a los requerimientos vinculados con la legislación de información al consumidor.

Además la UE también va a tomar nota de otras solicitudes y sugerencias recibidas desde las pequeñas y medianas empresas, por ejemplo desarrollar guías de aplicación para materiales en contacto con alimentos en la línea del Reglamento 1935/2004.


Un ejemplo de las políticas de simplificación de la legislación alimentaria,

Los “productos ecológicos”, en este caso la “Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre producción ecológica y etiquetado de los productos ecológicos, por el que se modifica el Reglamento (UE) nº XXX/XXX del Parlamento Europeo y del Consejo [Reglamento sobre controles oficiales] y se deroga el Reglamento (CE) nº 834/2007 del Consejo /* COM/2014/0180 final - 2014/0100 (COD) */”, se plantea para dar cobertura a estas necesidades tomando en consideración aspectos tales como:


1. Eliminación de los obstáculos que impiden el desarrollo sostenible de la producción ecológica en el ámbito de la UE.
2. Garantizar una competencia leal a todos los agentes implicados, principalmente agricultores e industria procesadora, además de impulsar un funcionamiento más eficaz del mercado interior.
3. Incremento de la confianza del consumidor en esta categoría de alimentos.

Entre otros motivos, se ha considerado por parte de la UE que hasta ahora la normativa reguladora para los productos ecológicos era demasiado compleja, y además entraña una considerable carga administrativa que disuade a los pequeños agricultores de integrarse en este régimen de producción.


Como decíamos, este es un ejemplo de la revisión normativa como parte del programa de adecuación y eficacia de la reglamentación de la Comisión. En consecuencia, se va a proceder a la revisión de la legislación vigente, con el fin de mejorar su funcionalidad, previendo un período de estabilidad y seguridad, y con el objetivo de obtener una mayor clarificación y simplificación, y abordar las actuales cuestiones pendientes que requieren un mayor desarrollo.

Normativa inteligente, es un buen ejemplo de la iniciativa de la UE llamada “normativa inteligente en la Unión Europea”, uno de cuyos principales objetivos es el adelgazamiento o aligerar la carga legislativa.

Rediseñando el ordenamiento jurídico alimentario en la UE,

Como conclusión, entendemos que la UE está siguiendo un camino adecuado en la reordenación de la legislación alimentaria para los próximos años, ya que como hemos visto se está centrando en lograr una mayor simplificación, disminución de las cargas administrativas para los distintos “stakeholders”, aligerar las disposiciones legales buscando una aplicación más sencilla y en consecuencia y mayor grado de cumplimiento por parte de todos los interesado.

Iniciativas como el programa REFIT son fundamentales para lograr que todos los que trabajan en una forma u otra con la legislación alimentaria puedan hacerlo en mejores condiciones y dejen de ver los requerimientos legales como obstáculo o barrera en la actividad alimentaria.

Por último, en la misma línea que el REFIT, aunque específicamente en el área alimentaria hay que reconocer el esfuerzo y desear lo mejor para la iniciativa legislativa “smart regulation”, que de aquí a 2016 debe revisar y actualizar de forma completa el ordenamiento jurídico alimentario en la UE.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus